23 de julio de 2009

STOP - - - - - - ALTO

Por fin, después de muchas horas de estudio, bastantes clases teóricas, una clase al volante, tras aprobar un examen teórico y por supuesto, aprobar el examen práctico... ¡obtuve mi permiso de conducir en España! válido para toda la Comunidad Europea, dicho sea de paso.
¡Uno mas para mi colección! sí, ahora tengo
una Licencia de México, un Drivers Licence de USA, una Carteira de Motorista de Brasil y para estrenar, un Permiso de Conducir español. Y no es que me guste conducir ¡al contrario! pero las que hemos decidido mantener unida a la familia pase lo que pase, a veces tenemos que renunciar a muchas cosas para volver a comenzar, una y otra vez, y en mi caso esto se vé geográficamente pues nos hemos mudado de país en distintas ocasiones, tantas como autorizaciones para conducir conforman mi colección.
Sigo sosteniendo la hipótesis de que si uno aprende a conducir en un país puede hacerlo en otro cualquiera, pero parece que esta idea “globalizada” aún no ha llegado a difundirse lo suficiente como para que las autoridades lo tomen en serio. Es cierto que cada país tiene sus propias reglas y excepciones pero hay suficientes elementos en común como para que alguien con la experiencia de cientos de horas tras el volante (por ejemplo llevando niños de aca para alla) pudiera ahorrarse el fastidioso trámite.
Uno de esos elementos en común es mi favorita, la señal octogonal de ALTO o STOP (si, ¡tiene ocho lados y no seis como parece a simple vista!), su uso se ha vuelto tan universal que con solo ver la placa roja entendemos lo que debemos hacer. El STOP me gusta particularmente porque con tantas cosas que tengo que hacer hay épocas en que voy con mucha prisa, tan rápido por la vida que ni veo lo que voy dejando atrás ni disfruto por donde voy pasando y a veces ya ni sé cómo llegué al sitio a donde iba. ¿No te sucede a ti que a veces haces las cosas, una tras otra, tras otra, tras otra,... hasta el punto de olvidarte de por qué las estás haciendo? Y el bueno del STOP, me hace detenerme, parar un momento para ver todo y a todos los que hay a mi alrededor antes de continuar a mi destino !incluyéndome a mi!

En mi vida es necesario de vez en cuando hacer un ALTO, parar, detenerme, preguntarme e ir respondiéndome poco a poco ¿por qué estoy haciendo esto?¿a dónde me lleva esta actitud? ¿a dónde estoy llevando mi vida?¿es ésto lo que quiero para mi?
Publicar un comentario