24 de julio de 2009

BOTIJO

-Y ahora una puertecita, mmmh ¿qué mas? ¡ah! si, cortinitas para la ventanita.
Andrea seguía decorando su dibujo mientras se preguntaba por qué el profesor de Español les estaba dejando tanto tiempo para hacer un “dibujo bonito”. Todos trabajaban en silencio, cada uno concentrado en lo suyo.
-¿Qué mas le pongo? ¡Qué silencio! ¿Qué estarán dibujando los demás tan entretenidos? A ver… ¿qué es eso que dibuja Jorge? ¡ah! está dibujando el jarrón ese extraño que alguien dejó en la mesa… no le está quedando tan mal. Si me inclino un poco mas podré ver el dibujo de Aiko (la chica japonesa) debe ser algo bueno, los orientales generalmente dibujan muy bien … ¿qué?
¡otro jarrón de barro! Eso si, ¡su trabajo con las sombras es asombroso! Pero, ¿qué veo? ¡Pedro también está dibujando el jarrón ese con una sola agarradera! ¡Caramba pero que falta de originalidad, habiendo tantas cosas para dibujar en el mundo!
Y mas allá…si, definitivamente el jarrón de Caro es el mejor, hasta las manchitas le están quedando iguales. Charles está un poco mas allá pero casi no alcanzo a ver… si me levanto un poco... ¡también el jarrón ese con dos picos!…
-Andrea, ¿qué haces? Le dice el profesor de Español justo encima de su hombro, no lo sintió llegar, seguro la vio husmeando en los trabajos de los demás.
-Este… ¿yo?… nada…
-¿Es éste tu dibujo?
-Si, es que no sé dibujar muy bien.
-¡Eso se ve! Y dirigiéndose a la clase: -Acabó el tiempo. ¿Quién será el primero que pase al frente a mostrarnos su trabajo y contrastarlo con el BOTIJO original? Recuerden que estamos estudiando los diminutivos y aumentativos, quiero escuchar muchos adverbios en su exposición.

¿Qué vas a hacer Andrea? ¿Dirás que tu botijo está dentro de la casita? ¿Cuántas veces, no escuchamos bien, nos falta atención a lo que los demás nos piden o necesitan y acabamos invirtiendo nuestro tiempo y nuestro esfuerzo en algo desnecesario?!?!
Publicar un comentario