2 de octubre de 2011

AL OTRO LADO DEL ESPEJO



Yo que en el espejo miraba
junto a mi bondad veía
mi yugo, su incomprensión
mis grilletes, su lejanía
mi prisión, su silencio
jugando a vivir, compensándome por mi sufrir
mirándome solo a mi, soñándome como centro del existir…

Condenado por mi orgullo
torturado por la culpa
en mi desespero a todos atropellando,
mi absurdo consuelo: todos tienen qué sufrir.
Mi cruel paz: estamos todos aquí.

Pero no, alguien ha logrado salir, ha encontrado el auténtico vivir
¡No me dejes aquí! ¡Los reflejos nos tenemos que unir!
¿Cómo soportaré tanto sufrir? ¿Quién me podrá oir?

¿En qué momento todo ha cambiado?
¿en qué momento el espejo ha girado?
ahora me encuentro, dónde en realidad he estado

Al otro lado del espejo, me encuentro, liberado
con mi mismo sufrir me has salvado,
la tristeza se ha acabado
al dolor le das significado;
lo has sufrido Tu y hacia la Verdad me has trasladado

Sin miedo miro en el espejo iluminado por tu Luz
alegre me encuentro en mi sufrir
y fascinado comprendo por fin
¡eres Tu lo bello aqui!
Publicar un comentario