23 de julio de 2010

PUERTA FALSA

Puerta falsa se le llama a las soluciones que no lo son, mas bien son salidas rápidas –o no tan rápidas– que en vez de resolver un problema lo esconden o lo complican aún más.

Una puerta falsa la podemos encontrar nosotros mismos, pero en ocasiones nos la pueden ofrecer los demás, incluso podemos ser presionados por la sociedad para que la abramos. Los demás, a veces con la mejor de las intenciones, nos ofrecen puertas como opciones etiquetadas como lo mas “normal” a hacer ante ciertas circunstancias, sin embargo generalmente detrás de esa puerta que nos invitan a abrir con un “todos lo hacen”o "no hay otra opción" se esconden factores que no teníamos como ver (o que no quisimos ver) que acaban siendo nuevos problemas o como mas ladrillos para seguir construyendo esa pared que nos impide el paso, que no nos deja resolver nuestro dilema.

En cambio contrar la verdadera salida, la verdadera solución a nuestros problemas es como abrir una puerta a un camino iluminado por el que podremos avanzar a nuestra felicidad.

En los próximos post iré comentando acerca de por qué algunas mal llamadas “soluciones” son en verdad PUERTAS FALSAS.

Por ejemplo:

· El divorcio

· El aborto

· La eutanasia

¿Conoces otras puertas falsas?

Publicar un comentario